Plana Mayor
Sergio Torres 'ya sabe' que no va a ser candidato a gobernador por el PRI
domingo, 5 de julio de 2020 12:13:57 p. m.
Sergio Torres 'ya sabe' que no va a ser candidato a gobernador por el PRI
Por eso anda como desesperado, repartiendo despensas en los campos pesqueros y reuniéndose con líderes políticos de oposición; quiere ser el moderno Malova que "convenza" al PAN y al PRD para llegar a ser el próximo gobernador de Sinaloa
¿Por qué anda tan desaforado el priista Sergio Torres, repartiendo despensas a diestra y siniestra, y reuniéndose con políticos de oposición a su partido?

Para la Plana Mayor no es difícil adivinarlo: Ya supo que no va a ser el candidato del PRI para suceder al gobernador Quirino Ordaz.

Por eso anda como desesperado y asustando con el petate del muerto de que va a ser candidato a gobernador de Sinaloa con el PRI o sin el PRI.

Sergio Torres Félix, actual secretario de Pesca del gobierno del estado de Sinaloa, quiere emular la estrategia del exgobernador Mario López Valdez, quien compró a los dirigentes nacionales y locales del PAN para que le prestaran las siglas y poder ser candidato a gobernador por una alianza de partidos.

La historia ya se conoce. Malova, antecesor del actual gobernador Quirino Ordaz, ganó las elecciones por un buen margen al priista Jesús Vizcarra Calderón, y ejerció un gobierno que para muchos ha sido el más corrupto de toda la historia de Sinaloa.

Ese gobierno de coalición, que aunque lo llamaban panista, en los hechos era el más priista, fue la perdición para el Partido Acción Nacional en Sinaloa, que se derrumbó a tal grado de pasar a ser la tercera fuerza política en Sinaloa en las elecciones que marcaron la despedida de Malova como gobernante.

Pese a esta triste historia, a muchos líderes panistas parece no importarles, y ya andan entusiasmados con venderle las siglas del PAN a un remedo de Malova en la figura de Sergio Torres, por más que el dirigente estatal Juan Carlos Estrada diga que con el llamado “Morrín” no irán ni a la esquina.

Pero volvamos al principio: Sergio Torres ya sabe que no será candidato del PRI y por eso se anda reuniendo por todo el estado con líderes panistas, pasistas y con quien se deje.

Su declaración de que será candidato a gobernador por el partido que sea lleva la intención de asustar con el chantaje bananero, pero al mismo tiempo revela que ya sabe que el dedazo en el PRI no apuntará hacia él.

Sergio Torres se quiere vender como un producto electoral muy rentable, cuando en realidad su elección como alcalde de Culiacán fue enmedio del proceso electoral con el mayor porcentaje de abstencionismo. Se vende como popular y carismático, pero nada comparable con el carisma que hizo ganar a Malova, por más mal gobierno que este haya hecho.

El gobierno municipal de Sergio Torres fue muy cuestionado por sus obras, por sus compras y por la sombra de la corrupción. La Plana Mayor no cree que sea un ex alcalde aclamado por quienes gobernó, pero él cree que sí, y que puede ser el moderno Malova de la política sinaloense.

El PRI sabe que, para poder aspirar a retener la gubernatura de Sinaloa, ante la alta posibilidad de que Morena gane las próximas elecciones del 2021, debe presentar un candidato impecable, y Sergio Torres no lo es. En este apartado, tienen más chance de llegar personajes como Juan Alfonso Mejía, actual secretario de Educación, e incluso Carlos Gandarilla, titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable. Y hasta el también exalcalde de Culiacán Jesús Valdés Palazuelos.

Pero si realmente toma forma la idea de presentar un bloque opositor de todos los partidos contra Morena, tampoco en ese caso encaja Sergio Torres para candidato ideal, pues en un escenario como ese los que toman fuerza serían los candidatos externos que provengan de la sociedad civil. Y aunque no hay muchos en esta perspectiva, entrarían solamente aquellos políticos que no tengan una identificación total con un partido, en lo cual tampoco Sergio Torres encaja.

Algunos piensan que esto de Sergio Torres es una estrategia de Quirino Ordaz, pero la Plana Mayor piensa que el gobernador no lo corre para que haga su luchita como consuelo al hecho de que no va a ser el candidato.

O sea que a Sergio Torres no le queda de otra más que seguir repartiendo despensas del DIF en los campos pesqueros, y reuniéndose con líderes políticos de oposición. Se vale soñar.

PLANA MAYOR es la columna institucional de Primera Plana Portal
Correo: editorprimeraplana@hotmail.com
Etiquetas:
NOTICIAS RELACIONADAS


Plana Mayor
Anda tan desesperado por participar en la encuesta que hará Morena para elegir a su candidato a gobernador, que avienta boletines pagados a los medios y hasta se manda hacer encuestas donde él resulta poco menos que el Mesías que Sinaloa estaba esperando
18/11/2020
Reportaje Especial
La última tasa de pruebas positivas disponibles en el país es de un enorme 62 por ciento, lo que sugiere que la infección no detectada está muy extendida
24/11/2020