Especiales
Los ocho más odiados... por el Congreso del Estado
lunes, 21 de agosto de 2017 10:14:11 a. m.
Los ocho más odiados... por el Congreso del Estado
Se trata de las ocho personas que fueron vetados por el Congreso del Estado luego de que expusieran varias prácticas irregulares y de corrupción; sin embargo, no piensan detenerse por nada

Elier Lizárraga

 

Culiacán, Sin.- El Congreso de Sinaloa se convirtió en el primero a nivel mundial en vetar a una persona y prohibirle la entrada, aunque este sea la llamada “casa del pueblo”. Una casa rodeada por una barda perimetral y con una caseta a modo de filtro de seguridad que impide la entrada a ciudadanos que no están conformes con la labor que los diputados están desempeñando.

 

Estos ciudadanos, como nunca antes se había visto en una legislatura local, se han dedicado a exponer tanto ante medios de comunicación como en redes sociales las irregularidades que se cometen desde el poder Legislativo, o simplemente se muestran en desacuerdo con declaraciones que hacen o reformas que aprueban.

 

Dicho grupo de ciudadanos solo se ha dedicado a hacer valer su libertad de expresión. Y por ello fueron vetados el pasado 27 de julio, cuando se aprobó la reforma a los artículos 37 y 43 de la Constitución Política de Sinaloa, con la cual los diputados perderían sus facultades para fiscalizar y aprobar las cuentas públicas de los gobiernos.

 

Son ocho personas que se han convertido, como la película de Quentin Tarantino, en los ocho más odiados del Congreso del Estado.

 

Se trata de los ciudadanos Ernesto Saldaña García, Rezza Pahvlevy Terán, Héctor Erre González Peña, Abel Jacobo Miller, Gabriel Campos, Karla Montero Alatorre, Alan Pérez y Atanacio Loza Bazán, quienes, con diversas acciones y la raquítica cantidad de documentos que han obtenido a través de la Ley de Acceso a la Información, se han convertido en la piedra en el zapato de los diputados. El enemigo a vencer, más allá de la corrupción y la impunidad.

 

Pero solo se trata de ciudadanos, cuya única agresión fue lanzarles maíz y billetes falsos a los diputados durante una protesta. Este acto fue suficiente para vetarlos indefinidamente. ¿Por qué los expulsaron?

 

Según sus propias versiones, porque los están haciendo quedar mal, han herido su susceptibilidad y los han expuesto. Lo del maíz y los billetes falsos no fue más que un pretexto.

 

 

Acercamientos

 

En entrevista con Primera Plana Portal, Rezza Terán explicó que ya hubo intentos de diálogo pero no ha habido éxito. De hecho está seguro que, con el cambio de mesa directiva, la cual será ahora presidida por el diputado del PAS Víctor Antonio Corrales Burgueño, las cosas seguirán igual o peor.

 

“Ya hemos intentado dialogar de muchas formas, pero simplemente nos ignoran. Ahora Corrales quiere dialogar porque siente que les está pegando esta publicidad negativa”, explicó.

 

Además, a mesa directiva no hizo nada por los ocho vetados cuando se dio la orden de negarles el acceso al Congreso del Estado, quedando relegada totalmente por la Junta de Coordinación Política.

 

“Ya demostró Irma Tirado que la Jucopo manda en el Congreso. Roberto Cruz era el presidente de la mesa directiva y se lo brincaron completamente para vetarnos. Entonces ¿qué garantía o seguridad es que Corrales Burgueño, siendo presidente de la mesa directiva, va a tener la facultad de hacer lo que debe hacer desde esa posición y no permitir que se lo brinquen?”, aseveró.

 

Ernesto Saldaña indicó que hubo una condicionante para que entren al Congreso, la cual es llevar propuestas a los diputados. Sin embargo, desde el 16 de enero se presentaron una serie de propuestas por este mismo grupo que los diputados deliberadamente ignoraron.

 

“Era una oportunidad de oro de tomar el sarté por el mango pero no lo quisieron así y el diálogo se cerró. Lo que se vio en los eventos de la segunda quincena de julio fue lamentablemente el desenlace de lo que ellos se han venido negando y simulando”, aseguró.

 

 

Exigencias viejas

 

Abel Jacobo Miller manifestó que se llevaron diversas propuestas y peticiones a los diputados, pero no fue sino hasta febrero, con el tema del gasolinazo, que las hostilidades por parte del Congreso del Estado hacia los ciudadanos se hicieron más notorias.

 

Los diputados, dijo el activista, no engañan a nadie. Se quejan porque les gritan en el recinto, pero lo cierto es que no reciben a nadie en sus oficinas y se la pasan en sus Suburbans.

 

“La única forma de encararlos es ahí (en el recinto). Y ellos no quieren que les digas nada porque hay prensa y no quieren que nadie se entere de quiénes son. Inventaron que existe una lista con las personas revoltosas, pero esa lista no existe, simplemente nos tienen bien identificados”, señaló.

 

Asimismo dijo que ni siquiera el presidente de la Comisión de Participación Ciudadana, Andrés Amílcar Félix Zavala, se acercó para ver la forma de ayudarlos.

 

Por su parte, Gabriel Campo explicó que él estuvo promoviendo el juicio político en contra de Sergio Torres, el cual fue detenido por las diputadas Sandra Lara e Irma Tirado, quien en el momento de la denuncia era la síndica procuradora en el ayuntamiento.

 

“Nosotros hemos exigido, hemos gritado y hemos evitado que sigan con sus cosas, que el pueblo se dé cuenta de lo que están cometiendo. Ahora la mitad del pueblo sabe quiénes somos nosotros. A los diputados les afectó mucho, les hirió en sus sentimientos que les digan que son corruptos, que son maratonistas falsos, etcétera”, aseguró.

 

 

A conveniencia

 

Al preguntarles si piensan que van a seguir vetados lo que resta de la legislatura, los ciudadanos respondieron  que sí, pero si les conviene a los diputados también pueden derjarlos entrar en cualquier momento.

 

“Si ven que el ‘score’ les ayuda nos van a dejar entrar, o si no les ayuda no nos van a dejar entrar, a como vayan viendo”, explicó Ernesto Saldaña.

 

Pero el asunto de fondo es la incoformidad ciudadana y la subordinación del Congreso ante Gobierno del Estado, pues es el gobernador Quirino Ordaz quien verdaderamente manda en el Legislativo, aseguró.

 

Pero no están solos. Ellos no son líderes de nada, pero forman diversos colectivos dedicados a enfrentar la corrupción. Son el rostro de los vetados, pero como ellos hay muchos más ciudadanos a quienes les prohibieron la entrada el pasado 26 e julio.

La lucha seguirá. En palabras de Gabriel Campos, a los diputaos les afecta más que la gente los vea manifestándose afuera del Congreso, donde todos los van a ver y se van a dar cuenta, que adentro.

 

No se sabe qué va a pasar con ellos, si continuarán vetados o no, pero seguramente continuarán siendo el enemigo a vencer de los diputados. Simples ciudadanos convertidos en terroristas para apaciguar el sentimiento de culpa y la vergüenza al verse descubiertos.

Etiquetas:
NOTICIAS RELACIONADAS


Plana Mayor
La 63 Legislatura, dominada de punta a punta por Morena y sus aliados, tuvo un inicio espectacular y comenzó a romper paradigmas, como ese de que al PRI le tocaba lo mejor y la mayor parte del pastel
03/10/2018
Reportaje Especial
El que se roben más de 20 carros en 3 días en la Chapule, no equivale a que se asesine a diario y se tiren cadáveres en San Isidro y Chulavista, pero hablan de graves problemas en común
25/07/2018