Plana Mayor
Estrada Ferreiro se tropezó con la alcaldía de Culiacán y ya no halla qué hacer con ella
domingo, 1 de septiembre de 2019 09:15:19 p. m.
Estrada Ferreiro se tropezó con la alcaldía de Culiacán y ya no halla qué hacer con ella
Empleitado con todo el mundo, el alcalde morenista de la capital del estado definitivamente no estaba preparado para ganar, y menos para gobernar
¿Saben cuál es el origen de que el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, se meta cada rato en problemas y llegue al extremo de ser demandado ante los Derechos Humanos, como acaba de ocurrir con las asociaciones de periodistas?

Ahí va:

Dicen que el día de las elecciones del año pasado, el entonces candidato a la presidencia municipal de Culiacán se fue a dormir al filo de la medianoche a su casa.

Pero en horas de la madrugada fue despertado por su esposa, quien le dijo: "viejo, levántate, están diciendo que ganaste las elecciones".¿¿¿Queeeee???, respondió un azorado e incrédulo Estrada Ferreiro.

Y es que, por más que haya dicho y repetido que él iba a ganar la presidencia municipal de Culiacán, lo cierto es que ni él mismo en sus interiores se creía tal cosa.

Sin embargo, sucedió. Estrada Ferreiro fue arrastrado por el voto arrollador que causó Andrés Manuel López Obrador, beneficiando a candidatos que jamás en su triste vida hubieran pensado en ganar una elección.

Estrada Ferreiro se tropezó con la alcaldía, ganó sin proponérselo, sin hacer campaña, sin sudar la gota gorda y sin gastar el poco presupuesto que logró juntar.

Lo cierto es que nunca pensó en ganar, y al llegarle casi de regalo la presidencia municipal, no ha sabido qué hacer con ella.

La Plana Mayor considera que no estaba preparado para gobernar, porque no estaba preparado para ganar. Así de sencillo.

Por eso es que ha sido un gobernante sin capacidad para hacer política, sin ideas para sortear y resolver los problemas del municipio y sin siquiera el tacto para tratar a las personas, actores políticos y periodistas que irremediablemente tendría que afrontar desde el cargo de alcalde de una ciudad complicada.

De ahí sus pleitos constantes con los periodistas, por eso sus encontronazos con el sindicato de trabajadores del Ayuntamiento, por eso sus roces y desencuentros con los empresarios, por eso sus diferencias con los diputados de hasta su propio partido.

Estrada no es un tipo ignorante, pero sí es un individuo intolerante a la crítica, es una persona de ideas cerradas, que se pelea hasta con su sombra, que cree que lo que él piensa es lo correcto y no admite consejos ni sugerencias.

¿Qué va a pasar con Estrada Ferreiro? Nada. La suya será una administración gris, de pocos resultados y que no hará diferencia con gobiernos municipales anteriores. Será un alcalde que no logrará ningún cambio, como fue su reiterada promesa de campaña.

Por todo esto, la Plana Mayor le recomienda encerrarse en sus oficinas, no exponerse demasiado a seguir cometiendo los mismos errores.

Estrada no es un tipo para andar entre la gente, es un funcionario de escritorio que debe analizar todos los asuntos y salir a informar sus decisiones a quien tenga qué informárselas.

Debe realizar conferencias de prensa controladas, con preguntas programadas y limitadas a lo esencial. Solo así podrá llevar en paz lo que le resta a su administración, que son bastantes meses.

¿Pero saben qué va a pasar? Nada, seguirá metiéndose en berenjenales y así transcurrirá su administración. En el desencanto y en la decepción, y en una certeza: No volverá a ganar ningún puesto de representación popular.

PLANA MAYOR es la columna institucional de Primera Plana Portal
Correo: editorprimeraplana@hotmail.com
Etiquetas:
NOTICIAS RELACIONADAS


Plana Mayor
Empleitado con todo el mundo, el alcalde morenista de la capital del estado definitivamente no estaba preparado para ganar, y menos para gobernar
01/09/2019
Reportaje Especial
No hay por qué saberlo todo sobre este fenómeno meteorológico, pero las pautas básicas de seguridad son imprescindibles; incluso dentro de tu casa puede caerte un rayo
16/09/2019