Internacional
Enviaba el Chapo Guzmán órdenes a ‘Chuytoño’ a través de Dámaso López Núñez
lunes, 4 de febrero de 2019 05:30:32 p. m.
Enviaba el Chapo Guzmán órdenes a ‘Chuytoño’ a través de Dámaso López Núñez
Revelan cartas escritas por el capo sinaloense, enviando órdenes al ex jefe policiaco en los sexenios de Mario López Valdez y Juan Millán

Redacción

Brooklyn, Nueva York.- Vuelve a surgir el nombre de Jesús Antonio Aguilar Íñiguez en el juicio de Joaquín Guzmán Loera, ordenando al entonces jefe policiaco, que brinde facilidades a las operaciones ilícitas del capo sinaloense.


Mejor conocido como ‘Chuy-Toño’, Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, fue de nuevo nombrado por la Corte de Nueva York, revelando su relación con el Cártel de Sinaloa, al dar a conocer que recibió órdenes del capo a través de Dámaso López Núñez, alias ‘El Licenciado’.

Durante una sesión del juicio en contra del sinaloense Joaquín Guzmán Loera por 11 cargos relacionados con narcotráfico, la Fiscalía de Estados Unidos presentó una carta que el acusado envió al ‘Licenciado’, a través de su equipo de abogados, en la cual El Chapo da instrucciones sobre tráfico de drogas, entre otras operaciones del Cártel de Sinaloa, enviando órdenes a ‘Chuy-Toño’ para que se comporte.

“Le escribí a mi comadre, la del Casino, la esposa de Don Pedro, y le dije que le pidiera a Don Pedro que se asegure de que Chuy Toño los respeta a todos. Y ella inmediatamente habló con Don Pedro y le dio órdenes a Chuy Toño, para que se comportara como debía. Para cualquier cosa que tenga que ver con Chuy Toño, hable inmediatamente con mi comadre en mi nombre y ella resolverá cualquier problema”, dice el fragmento de la misiva escrita del puño y letra por Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias ‘El Chapo’, para su ex trabajador y luego ex socio, Dámaso López Núñez, ‘El Licenciado’.


Anteriormente a esto, Vicente Zambada Niebla, ‘El Vicentillo’, también testificó, y afirmó que su padre, Ismael Mario Zambada García, alias ‘El Mayo’, había puesto como director de la Policía Ministerial Estatal a Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, conocido como ‘Chuy-Toño’, quien, según el hijo del capo, formó parte de la estructura que se encontraba a las órdenes del Cártel de Sinaloa.


En Sinaloa, no hay nada contra ‘Chuy-Toño’: Fiscal Estatal

Por su parte, el titular de la Fiscalía General del Estado de Sinaloa, Juan José Ríos Estavillo, aseguró que la institución a su cargo no tiene ninguna carpeta de investigación contra Aguilar Íñiguez por sus presuntos nexos con el narcotráfico, además que consideró que son temas mediáticos.

“El único pendiente”, dijo, es que el ex jefe policiaco tiene, una recomendación de la Comisión Estatal y Nacional de los Derechos Humanos por casos de tortura. 
“Nosotros no tenemos ninguna investigación al respecto, salvo las derivadas por los procesos que correspondieron a las recomendaciones emitidas como por la Comisión estatal, como la Nacional [CNDH], particularmente en materia de tortura”, aseguró el fiscal.

En una consulta a las resoluciones judiciales y de Derechos Humanos, mandos de la Policía Ministerial en el Gobierno de Sinaloa, durante la administración de Mario López Valdez, torturaron a personas que identificaron con grupos criminales enemigos del ‘Cártel de Sinaloa’.


Cuatro de las víctimas de tortura y el familiar de otra, desaparecida, acusaron a mandos policiales, como los autores de actos que se documentaron en ocho recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Sinaloa y en sentencias judiciales, una de ellas es la de un ex policía ministerial.


Los mandos que son acusados, trabajaban bajo el mando de Aguilar Íñiguez, acusaron las víctimas y, según los documentos, figuran el comandante Jorge Constantino Sajarópulos Corona; Martiniano Vizcarra Burgos, subdirector de la Policía Ministerial; Jesús Carrasco Ruiz, subdirector operativo de la corporación, y José Luis Ibarra Velázquez, coordinador de detenciones, quien el 23 de febrero de 2012 fue asesinado.


El análisis de las cartas presentadas por la Fiscalía en Nueva York
La Fiscalía estadounidense ha presentado videos, grabaciones de audio, mensajes de texto y de mensajería instantánea, además de testimonios de expertos e investigadores de la Agencia Antidrogas (DEA) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

En el testimonio de John Paul Osborn, un examinador de documentos, dijo, sobre las técnicas de la escritura del capo, que los patrones que repite, los elementos que podrían resultar “extraños”, e incluso, si su firma pudo ser o no “falsificada”, además de si lo hizo bajo presión o libremente. 
Al respecto, la Fiscalía neoyorquina pidió que Osborn dijera si las cartas escritas de puño y letra del Chapo realmente podrían considerarse como documentos con parámetros únicos, de un mismo sujeto.

El testimonio de Osborn incluyó explicar documentos con palabras seleccionadas, como “amor”, “esto”, “familia”, “como”, “muchacho” y la firma de Guzmán Loera. El experto llegó a la conclusión de que era “altamente probable” que las cartas fueron escritas por la misma persona, ya que el comparativo consideró palabras escritas por un “desconocido”, a petición expresa de Guzmán Loera.


El experto apuntó que revisó “reproducciones de las reproducciones” de los documentos, que sometidos a diversas pruebas podrían revelar patrones de escritura, incluidos “espacios”, “formas” y “combinaciones” de las letras. 
Sin embargo, uno de los abogados de Guzmán Loera, William Púrpura, quiso descalificar a Osborn como una fuente fidedigna, al considerar que su campo de acción no es una “ciencia”, sino sólo una “habilidad”.

Pero el juez Brian Cogan refutó que era “claro que tiene las cualificaciones”, ya que no fue presentado como un grafólogo -análisis de la escritura-, sino como un examinador de documentos, una práctica que también revisa la forma de escribir de las personas. 
Al no poder descalificar al experto, Púrpura cuestionó que cobró 7 mil dólares por el análisis que los fiscales solicitaron, además de que fuera una fuente a la que recurrían partes acusadoras.

“También he atendido casos de la defensa”, refutó Osborn, quien ha revisado 280 expedientes -con cientos de documentos de por medio-, además de haber testificado 215 ocasiones en Cortes, incluidos juicios en California e Illinois.


Púrpura insistió en que las conclusiones de Osborn eran “cuestionables”, a quien incluso le preguntó si hablaba español, debido a que las cartas estaban escritas en dicho idioma. “No entiendo español. No pude hacer esa examinación”, reconoció el experto, que defendió los comparativos de palabras sin necesidad de entender el idioma.


Osborn reveló que quien escribió las cartas tiene una caligrafía poco usual para la época actual, además de que la letra “f” es elaborada con una especie de flecha, que utiliza letras más grandes para simular las mayúsculas, sin que lo sean, como con la “q”.


Sobre la firma de las misivas, dijo que esta parecía que alguien quiso imitarla, pero al revisar las letras y el espacio destinado a la signatura, en realidad la persona que escribió la misiva tenía un espacio “limitado” y ajustó su letra a ello.


Púrpura cuestionó al experto si sabía de quién eran los documentos. Osborn dijo que sí. El defensor expuso que pudo haber un “prejuicio” en sus conclusiones. Sin embargo, el examinador rechazó el argumento y dijo que: “Todo mundo tiene cierto nivel de prejuicio”. 
El abogado del Chapo insistió, una y otra vez, cuestionando al experto si las condiciones de encierro pueden hacer que una persona escriba en forma distinta. “Es posible”, dijo Osborn. “Pero en este caso no”, refutó el analista.

(Con información de medios locales y nacionales).

Etiquetas:
NOTICIAS RELACIONADAS


Plana Mayor
La reasignación de 1,663 millones de pesos del presupuesto del gobernador Quirino Ordaz, ha sido la gota que derramó el vaso de la intolerancia de quienes no han entendido que la gente votó por un cambio, no porque las cosas siguieran igual
04/01/2019
Reportaje Especial
El que se roben más de 20 carros en 3 días en la Chapule, no equivale a que se asesine a diario y se tiren cadáveres en San Isidro y Chulavista, pero hablan de graves problemas en común
25/07/2018